viernes, 13 de enero de 2012

Por favor, no.

Todos los días te levantas.
Siempre lo mismo, una rutina, pero en realidad, te gusta.
No lo valoras, no piensas en ello, pero por una cosa o por otra,
tarde o temprano, la vida te hace pensar en ello.
Todo cambia.
En un solo suspiro, abres los ojos, y todo es diferente.
Sientes como cada latido, cada pestañeo, cuenta, y es uno menos.
Sientes como la vida, que siempre a estado en tus manos, va calleándose de tus manos,
como simple arena.
Y por mas que lo intentas parar no puedes, es imposible.
Tu cabeza da vueltas, y ya no te preocupan, esos simples problemas, esos
que no tienen importancia.
Tu cabeza solo tiene lugar para el, e intentas, que no se vaya,
que permanezca a tu lado.
Para poder seguir oyendo los latidos de su corazón.


PD: Me gustaría dar la bienvenida a Fallen Angel, gracias por seguir el blog, y por hacer sonreír una vez mas
a este blog :)

3 comentarios:

Saraa dijo...

No se que decirte. Las entradas de este tipo me dejan sin palabras. Siempre me quedo mirando la hoja de comentario sin escribir nada, no se que decirte, aunque he captado todas las palabras, me ha encantado :)

Martuu! dijo...

Me encaanta, realmente sin palabras :)

Kiss dijo...

:'(